Planes en Valencia

Planes en Valencia desde primera hora de la mañana

La ciudad de Valencia, ha conocido en los últimos tiempos una increíble renovación arquitectónica de la mano de Calatrava, Foster, Chipperfield y compañía, mas su corazón prosigue siendo medieval. De ahí que, lo razonable es iniciar visitando el centro gótico, donde se forjó su poderío. Tu Guia de Valencia te recomienda, entonces, bajar por el viejo cauce del Túria y terminar en el mar.

Empieza el día con un buen desayuno: Horchata y Santísimo Grial

No solo en los pueblos de Valencia hay buena horchata, la plaza del Mercado es buen sitio para desayunar y tomar una buena horchata y comenzar a tomarle el pulso al corazón histórico de una ciudad que en el siglo XV marcó el ritmo del comercio, la cultura y la política del Mediterráneo. Si no quieres coger coche siempre pues utilizar el autobús turistic. Si bien engloba 6 distritos, el más atractivo y palpitante, el del Carmen, ha acabado dando nombre a toda la zona. La plaza aparece dominada por el Mercado Central. Los arquitectos Francisco Guarda y Alejandro Soler levantaron entre 1914 y 1928 esta magnífica obra modernista.

Pedaleando por el Turia.

El 14 de octubre de 1957, se generó la última gran riada del Turia en Valencia, que ocasionó ochenta y uno fallecidos y la resolución de desviar sus aguas por el sur de la urbe para eludir nuevas inundaciones. Deshidratado y ajardinado, aquel cauce terminaría transformándose en el mayor parque urbano de España, con más de once quilómetros de longitud. 2 de los reclamos turísticos de la capital, la Urbe de las Artes y las Ciencias y el parque zoológico de nueva generación Bioparc se asientan sobre el viejo lecho del Turia. Y edificios tan simbólicos de la Valencia moderna como el Palau de la Música y el IVAM contemplan este río de verdor salpicado de fuentes y paseos arbolados.

Disfruta del Turia en valencia

A comer y de tiendas

Para comer de mucho lujo, sin separarnos del centro, la opción mejor es La Sucursal, donde se realizan platos contemporáneos, en consonancia con el museo en el cómo se halla, el Instituto Valenciano de Arte Moderno. Otros 2 establecimientos en el centro de calidad notable son el gastrobar Vuelve Carolina y el restorán La Embajada. Ya en el Ensanche, las referencias gastronómicas son el Riff y el moderno restaurant de Ricard Camarena.

El café, mejor que en el restorán, es tomarlo reposadamente en el Café de las Horas, gozando de su deliciosa decoración a lo Visconti. O bien hacerlo bajo las acacias que sorprenden una farmacia decimonónica en la calle Cavallers, cincuenta y uno, transformada en el Café Sant Jaume.

Mirar al mar.

Podemos comer en el restaurante Submarino, bajo las aguas del Oceanogràfic, con miles y miles de peces pasando por las ventanas y alguno, como el rodaballo cocido a baja temperatura, en el plato. Tampoco se tarda ni 5 minutos en llegar al restaurante Vertical, que está en la novena planta del hotel Confortel y, aparte de platos y vinos novedosos, ofrece unas vistas de la Urbe de las Artes y las Ciencias que bastante difíciles de olvidar.

Guía de Valencia te da otra opción alternativa para comer son los restaurantes de la primera línea de la playa de las Arenas, establecimientos expertos en arroces y mariscos, alguno con más de 100 años de antigüedad. De 1898 data La Pepica, el más renombrado.